No aclarés que oscurece

Durante el embarazo me compré varios libros alusivos. De la lectura de todos ellos saqué una conclusión inesperada: me quedo con los más pelotudos.

Sí, esos que te dicen cuántos centímetros mide el bebé cada semana, cuándo vas a sentir la primera patadita, qué ejercicio te alivia el dolor de espalda y te tira opciones de nombres pretenciosos con sus respectivos significados.

Amo y venero esos libros.

Porque vieron que también están los que prometen contarte LA VERDAD absoluta, esa verdad que nadie antes había dicho y te está siendo negada a vos, pobre embarazada.

Estos libros te informan que la mayoría de los embarazos resultan de un error, del reloj biológico que te obligó a enchufarle un pibe al primero que tocó la puerta, que en verdad es porque estabas frustrada con tu carrerucha y querías sentirte útil en la vida o notaste que se te estaba por piantar el novio y lo quisiste retener, cual Soraya Montenegro con Luis Fernando.

Te cuentan que cuando nazca el pobre bebé tu vida va a ser un infierno, tu suegra y tu madre te van a romper las pelotas sin descanso, tu marido probablemente se vaya de casa, no vas a dormir más, te vas a deprimir, tu hijo llorará descontrolado todo el día y vas a tener que olvidarte de tus aspiraciones profesionales para siempre. Eso, claro, si no entrás en el 5% de las mujeres que recurren al infanticidio.

Les agradezco la información, pero no me rompan los huevos, gracias, ya tengo suficiente. De todo eso, en caso de que sea así, ya me iré enterando, no necesito que con una panza gigante con un signo de interrogación adentro me estén sumando el estrés de tener que plantearme por qué carajo me embaracé. Déjenme ver ropita y pensar nombres en paz, que en pocos meses me voy a tener que internar en el infierno que me están describiendo.

20130528-141638.jpg

Anuncios

15 comentarios en “No aclarés que oscurece

      • La tuya es linda y buena. Y la mia va a ser una hija de puta porque la vida equilibra y te cobra con los hijos (?)

      • No, carajo. Capaz llora un poco a la noche, pero la mía no es ni por las tapas lo que dice ese libro que debes esperar de un bebé. Entiendo que hace al relato pero no te comas esa historia.

  1. Yo para el después tenía el del Doc Mercado, el pediatra de utilísima, que el tipo es un pelotudo importante pero a mi me evito salir rajando a la guardia con cada cosa que veía. Ah y mi niño no fue para nada como lo cuentan en el de madre primeriza. No lloraba y durmió toda la noche desde los 2 meses. Meli, yo soy bastante yegua y me tocó un santo, se cobró con el segundo, por ahi Juanita es una santa también, para despistar. Labonaerense, pasé a chusmear y me encantó el blog!

  2. Totalmente. Mientannos, que la verdad es mejor descubrirla solitas. Tenes que hacer un capítulo de otras mamás que te ven la panza y te arruinan tus esperanzas. Una anda tan Marimar y ellas tan forras nos quieren joder!

  3. El mejor es What to expect when you are expecting. Preciso, muy preciso, y el que le sigue, hasta el año del bebé también. Muchos datos interesantes, sin darte lecciones de vida ni nada por el estilo. A mí me fue muy útil. La guía inútil para madres primerizas también está buena.
    No sabía de la existencia de esos libros tipo MELODRAMASHALLMARK!

  4. Ese del primer año del bebe que dan datos claros de cuestiones bastante puntuales me sirvieron más (me lo regalaron nunca se me hubiese ocurrido comprar algo de utilisima, muy prejuiciosa )

    Los de Laura Gutman casi ni los toqué. Tengo el Dormir sin lágrimas, Besame mucho y otros más.
    Y la verdad lo que hago mayormente es improvisar.

  5. A mí tampoco se me hubiera ocurrido jamás comprarme un libro. Uno me lo prestaron y el otro me lo regalaron. El What to expect lo empecé a consultar por dudas de mongui y vi que había mil respuestas a cosas de esas que nunca llegaba a preguntarle al pediatra. Ahí lo empecé a consultar mucho más. La guía de Ingrid a mí me gustó, capaz porque el mío no me dejó dormir durante TODO EL PRIMER AÑO. Yo sufría mucho, y los relatos edulcorados me provocaban IRA LOCA. Ahora que ya duermo, no veo todo tan desquiciado y comprendo que cada uno vive su experiencia como puede. Algunos más relajados, otros más enroscados, unos durmiendo y otros no.

  6. Con el “Lo que nadie te contó..:” empecé chocha. Tiene muchas cosas que están buenas pero con algunos capítulos me enrosqué tanto pero tanto que me la pasé peleando y haciéndole planteos a #novio sobre hipotéticas situaciones que podían llegar a pasar y a las que quizás él no respondía. Cualquiera. Quizás lo vuelvo a agarrar ya parida. Not now.

    • Buena idea. A mi me enloqueció y amargó mucho al pedo. Porque una, embarazada, se puede hacer la idea de todo lo negativo súper fácil y no ver lo positivo simplemente porque hasta que no tenés a tu bebé no entendés nada. Por eso me parece un daño gratuito. Después lo leerás tranquila, con tu peque en brazos. 😉

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s