Yo, la mejor de todas

Hace unos días volvía de la casa de mi madre con Julia en brazos, entre un mar de gente, andenes, paradas de colectivos, avenidas atestadas.

Pensé por un segundo: ¿qué pasa si me tropiezo y me caigo? Porqué puede pasar que alguien me empuje, que pise mal y me vaya al piso con piba y todo.

Por alguna razón que desconozco sé que no me va a pasar, que vamos a estar bien.
Desde qué nació mi hija toda mi paranoia, mi hipocondria y derrotismo bajaron a niveles casi nulos. Estoy negativa a veces, sufro con lo que le podría pasar y lo que le va a pasar indefectiblemente, pero todo eso mientras no estoy con ella. Cuando estoy con Julia cerca soy la más capaz de las mujeres sobre la faz de la tierra. Siento que sé absolutamente todo lo que le pasa, si tiene frío, calor, si hacer tal cosa está bien o la va a poner de mal humor. Sé si salir o no, si va a estar contenta o molesta, si quiere más teta o ya fue suficiente. Cuando voy con ella por la calle me siento en una película donde somos solo las dos en la vida y todo nos sale bien. Nunca antes experimenté esta confianza en mí, tan incuestionable. Todo va a estar bien y, si no, voy a hacer lo que haga falta para que estemos lo mejor posible.
Más allá de lo cursi que suena, está bueno. Antes podía llegar a deprimirme por una pelea con un novio, compañero de trabajo, amigo. Ahora no les voy a decir que nada me importa, pero todo, TODO, está en segundo plano. No entiendo como antes me ahogaba en un vaso de agua, desesperada por bobadas que se solucionaban luego o no tanto, pero no valía la pena perder tiempo. La veces que estuve días y días sin dormir o llorando desconsoladamente por un hombre. sí, ¡por un hombre! Lo escribo y no puedo creerlo.
Y ahora siento que puedo mucho más que antes y que soy todo lo fuerte que sea necesario.
Toda mi fuerza me la da Julia, ser responsable de su bienestar. Si algo le pasa mi vida se viene abajo. Todo depende de nosotras dos y es genial y terrible a la vez.

Igual, puedo decir que nunca, hasta ahora, me sentí tan mujer maravilla.

20130613-132705.jpg

Anuncios

13 comentarios en “Yo, la mejor de todas

    • Sisi, hay veces que ando sola y me agarra como miedo a pavadas como MORIRME Y DEJARLA SOLA y quiero llegar a agarrarla xq se me pasa al toque.

  1. Es una locura. En mi caso, antes de tenerlo me pregunté qué carajo iba a hacer yo con un chico. Me pesaba mucho eso de “ser responsable de alguien”
    Y después te sale. Te sale todo.

  2. Que maravilla que te sientas asi!!!! Desde que nacistes estoy orgullosa de ti….sos un ser con luz, fuerte y luchadora, amo verte mama… pero mas ver a julia como te mira!!!

  3. Es esa sensación de leona, de comerte al mundo crudo, de arrasar contra lo que sea, lo que nos hace sentirnos tan omnipotentes. Debe ser una coraza de protección para que no nos demos cuenta de la inmensidad que supone la responsabilidad que cargamos en nuestras espaldas, no?

  4. Qué loco, ¿soy la única madre lectora de este blog que a veces siente todo lo contrario? Es decir, sí, conozco la sensación de sentirme poderosa con mi chiquita (en especial la experimenté el día en que la parí, y cada vez que consigo calmarla y que se duerma tranquila), pero algunas veces también siento que estoy re-perdida, que no tengo ni idea de qué estoy haciendo o de que hago todo mal, que soy un desastre como madre y que es cuestión de tiempo para que ella se dé cuenta de que soy un fiasco… ¿a ninguna más le pasa?

    Agos, por suerte con lo de mi vuelta al trabajo estoy mejor. Tenía que hacer el click y asumir una vez más que me GUSTA trabajar, y me va a gustar ser siempre una mamá que trabaje. Y Dana también está un poco más tranquila, las últimas noches volvió a dormir unas cuantas horas de corrido 🙂

  5. hola agos! no se si te acordaras de mi, leyendo tu blog me asombra como ser madre te cambio la vida al igual que a mi, me acuerdo las locuras que hacias cuando trabajabamos juntas. La maternidad no solo nos vuelve mas fuertes sino mas concientes de el mundo que nos rodea y nuestro papel en ese mundo. Te felicito por tu hija y espero que su camino juntas sea tan feliz como es hasta ahora el mio, mi hermosa bebota ya esta cerca de los dos años y cada dia que paso con ella no lo cambio por nada, con todas sus frustaciones y miedos ser madre no deja de ser lo mas maravilloso que me paso en la vida, saludos y suerte!!

    • Perdón, queridita, primero, obvio me acuerdo de ti, segundo, las locuras que hacíamos, no?

      Mil años sin hablar con vos, te pienso mandar súper Mail. Beso!!

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s