El hombre bobo

Cuándo estaba embarazada temía morir de pánico ante el hecho inminente de tener un ser humano que yo había creado, que llegaría al mundo y dependería casi completamente de mí. No entendía cómo iba a poder cuidar a un bebé, como toleraría un cambio tan drástico. Y tuve meses y meses para pensarlo, para acostumbrarme al hecho. Sólo que ése ser que se movía adentro de mi panza fue un cuerpo extraño para mí. Como conté antes, si bien quería a la idea de mi hija, la sentía un poco un alien invasor al que no sabía si iba a amar.

Cuando la vi, nos miramos como sin saber quiénes éramos, recuerdo perfecto sus ojos de no entender nada, yo estaba igual. Cuando me la dieron la besé y vaya a saber qué hormona ayudó, pero empezó la sensación de felicidad constante y de ahí al completo enamoramiento que crece día a día.

Antes de parir deseaba que alguien cuidara a mi hija en diciembre para irme una semana de vacaciones sola. ¿Total? Con casi un año está bien dejarla con mi vieja unos días.
Hoy me mato de risa, ni loca la dejo ni siquiera un día entero. Es como si me amputaran algo, no puedo estar alejada de ella demasiado tiempo, apenas mis horas de trabajo o un rato con amigos, pensando, siempre, que en un rato la veré.

Entonces me pregunto: ¿Cómo hacen los hombres que rajan? ¿Qué se les pasa por la mente cuando deciden abandonar de alguna manera a sus niños?
Tiran “necesito aire”, “la rutina me cansa”, “yo esperaba otra cosa de mi vida”, “quiero irme de mochilero a Centroamérica”, “necesito tiempo para asimilar esto de la paternidad” con total naturalidad, como si un hijo fuera un cursito de idiomas al que les da paja ir.
Los hay que escapan sin dejar rastro, emulando a cualquier especie que se les ocurra que acostumbre a reproducirse y abandonar inmediatamente a la hembra para inseminar a otra. hay otros más osados que se quedan a medias: llamando desde lejos, escapando un tiempo a vivir un poco la vida de antes, los fines de semana. Entonces se creen los grandes padres porque están los sábados con su hijito, porque les compran la camiseta del Barcelona y alientan a Messi, porque les pasan más cuota de la que deberían. Después están los que abandonan desde la casa, que siempre tienen laburo que hacer o están demasiado molidos como para levantarse a la noche.

Todo lo que ellos no hacen lo aporta la madre, que no se separa, que nunca tuvo esa opción ni la consideró. Que cambió su vida, que no tiene el mismo cuerpo, que entrega, que vive para su cría.

No lo entiendo y me da pena. Es verdad que a nosotras nos queda el bardo, la panza y la poca vida social. Pero lo que estos hombres se pierden es lo más increíble de tener un hijo: es esa primera sonrisa de la mañana, es la primera vez que hace ese nuevo gesto, es notar que ya se sienta solita, carcajadas jugando con el agua cuando los bañamos. La rutina de criar a ese nuevo ser y aprender de él.

Así que, con todo el amor y el sarcasmo, una servidora les desea a los hombres bobos un feliz día.

Anuncios

21 comentarios en “El hombre bobo

  1. Estoy de acuerdo en que tu vida NUNCA será igual que antes desde que te convertiste en mamá. Tengo dos hijos adolescentes y me piden por favor que los deje solos. No puedo, no me es fácil, los extraño cuando no los veo y disfruto horrores cuando estoy con ellos.
    Pero no coincido con que todos los hombres son bobos. Hay algunos que se levantan a medianoche a calentar mamaderas “porque la mamá necesita dormir”, cambian pañales, apoyan que su esposa retome su trabajo a los dos meses de haber nacido su bebé y ellos consiguen un laburo desde la casa para poder cuidar a los niños. Se los cargan en las mochilas y salen por el barrio, orgullosos.
    Sé de papás que lloran por las noches cuando sus hijos están con la mamá cuando en el reparto de bienes, les tocaron sólo un par de días a la semana y una cara de culo y una lista enorme de críticas cuando los van a buscar y una media no coincide con la otra.
    Sé de hombres que, a pesar de no estar enamorados de sus esposas, vuelven a intentarlo, para poder seguir viviendo con sus hijos.
    Feliz día para ellos y feliz día para esas mujeres que pueden valorarlos.

    • Pero yo no hablo de los padres en general, Gabriela. Hablo de los padres que rajan, que deciden irse, ocuparse poco y nada. Pensé que se entendía.

  2. Me lo pregunto bastante seguido. Me pregunto como es que con tanta entereza y frialdad el papá de S. me dijo un día “no me metas en tu quilombo Carla, yo no me pienso hacer cargo, lo lamento”. Y con tres días de vida de S. se cruzo con una amiga mía y con mis viejos y ambos les dijo no conocerme, por ende, no tener ninguna hija. Hace poco tuvimos un intercambio de mails en el que le pedí que deje de pedirle a su familia que no se acercara a nosotras o lo que él me respondió que el no obliga a nadie a no acercarse pero le da bronca que no respeten su decisión de no querer vernos. Como si S. en realidad sería una amiga con la que se peleó y no te juntes con ella porque no es más mi amiga. Él pidió respeto, respeto que no tuvo por ninguna de nosotras, igual por mi no me importa. O sea, no me importa que me haga algo a mi, no quiero que la lastime a ella.
    La familia me dice “tenes que entenderlo”. El abuelo de S. (papá de él) dijo que hasta que el hijo no le de el ok no se acercara a nosotras. Los dos hermanos varones tampoco conocen a S. Lo triste es que uno de ellos tiene una hija, prima que S. no puede conocer aún. Las hermanas vienen… pero bueno, es largo el tema.
    Así que Agos yo tampoco entiendo nada. Cuando vi que el reloj marcó las doce me pregunté si aunque sea un segundo pensó en S. Pensé al igual que el año pasado, solo que este ya no me lastimo tanto, y quizás así sea siempre hasta que no duela más.
    Besos!

    C.

    • Es horrible lo que contás. Lo entiendo, (no me parece bien pero puedo llegar a entenderlo) los primeros meses, pero ahora, que prive a su hija de un padre y no sólo, sino de toda una parte de la familia? Es triste. Te abrazo, querida.

    • Aaaaaayyyyyyy esto es lo más doloroso que leí! Por Dios, no quiero decir barbaridades, pero qué tipo de ser vivo es capaz de comportarse de esta manera?!
      ¡Abrazo gigantesco, Car!
      Cholita, amé este post.

  3. Yo me lo pregunto todos los días, y llego a la misma conclusión, las cosas que no te salen naturalmente, como un sentimiento de la magnitud que se crea con un hijo, es imposible de entender o buscarle explicación.

    Yo me quede y me quedo donde tengo que estar que es al lado de ella, no lo concibo de otra manera. El único reconocimiento que quiero, es el amor de ella.

    Y él, como dice Bernardo más arriba, pobre no sabe nada.

  4. Tengo un caso MUY cercano de padre que rajó. Años después el hijo quizo saber cómo fue la historia. Y el sr le dijo “era muy joven”
    Era JOVEN. Se perdío la vida del hijo. Toda, entera. Ahora también se pierde la del nieto. A ambos los mira de lejos. Soy testigo.
    No lo puedo creer. Tal vez por la naturaleza femenina. No me imagino lejos de mi cria. No me imagino ser una espectadora de la vida de mi hijo y no participar. No sé cómo se puede vivir con eso.

  5. yo siempre creí , y todavia lo sostengo, que parir no te hace madre y ,de la misma manera, ponerla no te hace padre (perdón por el término) ser padres es un aprendizaje diario y el amor de padres crece y se forma día a día. hay gente a la que el titulo papá le queda MUY grande

  6. Mando mensaje a J (exnovio adolescente y amiguísimo para nunca jamás) en el día del padre: Contame tu día del padre, del 1 al 10. Me responde: -2. Le mandé mensaje, me respondió. Fin del día del padre.
    Porque cuando se enteró de que le gustaban los chicos lo cagó a piñas y lo tiró por las escaleras. Porque se cansó de humillarlo. Porque se fue de la casa y de sus vidas y los dejó en medio de un kilombo. Por eso. No se merece más que un mensaje entre dientes. Le digo: qué bajón, boludo. Me dice: Después lo llamé al papá de D (un amigo) y estuvimos charloteando de lo lindo.
    Porque se cierra una puerta, sí. Pero se abre una ventana, una casa, un hogar.
    Porque es triste que se vayan, sí. Pero, a la larga o a la corta, se vuelven prescindibles.

  7. Hay muchas tipos de padres, tantos como personas hay en el mundo, cada uno con su historia, defectos y bondades, algunos no merecen los hijos que tienen cerca y otros no los tienen cerca aunque lo quieran, no alcanzan muchos comentarios, libros, o conferencias para abarcarlos a todos, pero cada uno de ellos tiene en su conciencia y en cada segundo de su vida el reflejo de cada acto de su paternidad.
    No compartir la vida con los hijos es no vivir, es pasar el tiempo sin sentido; creo que todos alguna vez cometimos ese tremendo error; darse cuenta, reconocerlo y cambiar es volver a vivir y poder sentir lo mas hermoso que tiene la existencia, los hijos.

  8. No voy a leer todos los comentarios y NI idea si alguien lo ha escrito pero hay tipos que crían solos a sus o su hijo porque ¡OH! hay madres que abandonan.

    Amo en ciertos casos no generalizar.

    Abrazo!

  9. Se que la entrada es vieja, pero me cope leyendo.
    Soy hija de padres separados, mi viejo nos dejo solas cuando tenía 6 meses y estaba MUY enferma. Mi mama no tenia trabajo y el era el encargado dwl edificio. Nunca lo conoci, nunca me llamó. Bah, una vez si lo hizo y yo dije que no queria hablar con el porque no era mi papa (tenia 7 años).

    Hoy, con 22 años, sin hijos, tengo las mismas preguntas que vos. No por mi, porque ya pasaron esos momentos clave (aunque me voy a recibir, ser madre algún dia y también son clave), sino por los chicos que no disfrutan de su papa. Es dificil, aunque hoy es mas comun la situación, lo que duele marca para toda la vida. Inseguridades que tenes que tratarlas con psicólogo (y que si te rompiste la uña “es porque tu papa se fue” y queres matar al psicólogo).
    Agradezco la crianza de mi mama, que de no laburar, ser maestra jardinera, instrumentista, se puso a estrujar trapos de piso y cobrar expensas para tener un techo.
    Celebro que Paz tenga una madre como vos que, aunque no te conozco pero te leo, se que va a tener todo este o no el papa.
    Perdon por la biblia quw escribí.
    Besos!

  10. Recien encuentro el blog, me gusta todo, siempre tan acertados tus pensamientos… Yo no tengo una respuesta, el padre de las criaturas (persona conocida por ti) no siente el menor remordimiento, sino los ve o no sabe de sus vidas, sigue con la suya, cosechando seguidores en tt y siendo un tipo cool y canchero, un poco victima, porque, pobrecito, no puede ver a sus hijos!

    No tengo respuesta, ni para vos ni para los chicos, supongo que todos (los mios, Julia) buscaran sus propias respuestas cuando puedan y seguiran con sus vidas….

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s