Siempre quise trabajar con intocables.

Una tarde de domingo del dos mil siete, mirando video tras video en Youtube llegué a uno sobre los Dalits o “intocables” de la India. El video hacía un pequeño resumen del sistema de castas indio y mostraba como esta gente vivía peor que perros durante toda su vida porque ese era su destino según su religión.

Les cuento como funciona esta máquina perfecta de dominación y sumisión.
Según el hinduismo (religión que profesa el 82% de los indios) los seres humanos fueron creados de distintas partes del cuerpo del dios Brahma. Son cuatro divisiones pero hay muchísimos yatis (subdivisiones de castas). Los brahamanes (sacerdotes e intelectuales) pertenecen a la casta más alta y provienen de la boca de Brahma. Los kshatriyas salieron de los hombros del dios Brahma y tradicionalmente eran los guerreros y reyes. Más abajo vienen los vaishyas, comerciantes, éstos fueron creados con las caderas del dios y por último los shudras, campesinos y sirvientes, creados con los pies de Brahma.

20140526-121126-43886685.jpg

Los dalits, parias o intocables, no provienen de ninguna parte del cuerpo del dios Brahma y por eso su función es la de ocuparse de todos los trabajos que los de arriba no quieren hacer o que consideran impuros: limpiar baños o pozos sépticos, levantar animales muertos del camino o retirar cuerpos humanos en los accidentes, trabajos que impliquen contacto con sangre y excrementos y son muy mal pagos, obviamente.
La casta define el estatus social, con quién se pueden casar y qué tipos de trabajo pueden realizar. El matrimonio con una casta inferior se considera impuro y contaminante. Y en el caso de los intocables su nombre lo indica: tocarlos contamina.

¿Cuál es el enganche perfecto del hinduismo? ¿Por qué yo, dalit, no puedo mandar a un brahmán al demonio y dejar de limpiar mierda con la mano?
Bueno, el tema es que cada casta tiene su propio deber (dharma) y al morir el cuerpo, el alma afronta su destino (karma) reencarnando en un cuerpo inferior o superior. Si respetaste tu dharma vas a nacer en cuerpo de la siguiente casta superior, pero si no respetaste tu deber dhármico vas a renacer como un intocable o incluso como un animal. Así una y otra vez te vas purificando o hundiendo más en la porquería.
Y su devoción religiosa es tal que consideran que la pobreza y la discriminación son consecuencia de un mal comportamiento en la vida pasada. Y los ricos y poderosos disfrutan de su estatus actual como premio a su buen comportamiento en el pasado.
Es una decisión divina. Ni siquiera hay que sentir pena ante tan injusto sistema social. Es así.

Resulta que hace casi tres mil años existe este sistema de opresión salvaje y a pesar de que la intocabilidad fue abolida por la ley constitucional india de 1950, en la práctica sigue vigente, más aun en zonas rurales.

El sistema indio de castas me quita el sueño hace ya varios años. En poco tiempo voy a estar en India y pienso ir abierta a aprender y a entender esta forma de vida de tantos millones de personas. El desafío es poder sobrevivir sin querer salir a matar a todo aquel que discrimine a un dalit. Poder trabajar con los sin casta, ayudar aunque sea a un par, como hago acá con mis alumnos.
No sé si voy a poder soportar ese nivel de injusticia sin volverme loca. Entonces, como dije, es un desafío enorme. Espero estar a la altura.

Anuncios

9 comentarios en “Siempre quise trabajar con intocables.

  1. Es muy terrible, en las casas de la gente universitaria hay criados, niños de no más de doce años, trabajando de forma esclava y sus patrones creen que les hacen un favor porque les dan un techo y comida. Viví en casas de amigos que tenían criados y no hubo manera de hacerles entender que estaba mal hacerlos trabajar de esa manera, sin ningún derecho a nada. A mi me rompió el corazón. Solo el 5% de la población hindú tiene acceso a la educación. Ni hablar de la salud.

  2. Y como funcionan los extranjeros en este sistema? Te permiten participar? Estas catalogado? Entiendo el sistema hasta que alguien interrumpe la Matrix

  3. Soy Lau F. Me aparece un nombre de un blog de hace mil años. Lo de los criados sucede en todas las familias acomodadas (lo que acá sería clase media) de las grandes ciudades. Ponen a pibitos a laburar noche y día, sin descanso literal, pensando que están haciendo una gran obra de bien porque les dan techo y comida. Lo que discutí y me pelee y no sirvió para nada.

  4. Es muuuy duro, muy dificil de entender. El “enganche” es que esa gente entiende que eso es lo que les toca, entonces no se bien cuanto se puede hacer, cuanto se puede intervenir, no por las castas mas altas, sino por ellos mismo.
    Imagino que iras compartiendo cada tanto como les va no? No sabes lo valiente que me parece esta decision! Cuanta admiracion me generas!
    Te felicito! Te deseo LO MEJOR para vos y Julia! ❤ ❤

  5. Pingback: Intocables | mi vida con ella

  6. Pingback: Cómo ayudar a los intocables. | mi vida con ella

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s