Indio, tocá de acá.

Arjit, un amigo indio que conocí gracias a Juan, me avisó que tenía que ir para el lado de Haus Khaz Village y nos podía dejar ahí si queríamos.

Grande Arjit. Nos pasó a buscar con un compañero de trabajo. Charlamos sobre estrellas de Bollywood todo el viaje.

Bajamos en el Hauz Khas Complex, ruinas medievales que fueron parte de Siri, la segunda ciudad medieval de Delhi y data del siglo XIV. Caminamos, comimos galletitas mirando el lago, julia se sacó fotos a upa de medio mundo.

Cuando salimos caminamos por las callecitas angostas con idea de bajar al lago y sentarnos a darle de comer a los patos, pero nadie supo decirnos (o mejor, no entendimos) cómo se llegaba al lago. Nos metimos en un portón que daba a un camino largo lleno de flores a los costados, supuestamente un parque. Ni bien hicimos unos metros nos encontramos con tres mujeres que barrían el camino. Dos de ellas con bebés a upa. Interactuamos como pudimos, ellas cero inglés, nosotras cero hindi. Gestos de qué lindo bebé, ellas nos devolvían lo mismo y así.

Seguimos paseando un rato y a la vuelta nos volvimos a cruzar con las mujeres y los bebés. Esta vez uno de los bebitos me sonrió y respondió a todas mis monerías. Pasó un grupo de indios popis y uno de ellos se detuvo a hacerle gracias a Julia. Se quiso sacar una foto con ella a upa. OK. A cambio le pedí que me hiciera de traductor.

– ¿Podés decirle que su bebé es hermosísimo?

– ¿Eh? Tu bebé es linda, ese bebé es feo y está sucio.

– Y vos sos un imbécil, salí de acá o te muelo a golpes.

Lo que siguó no lo entendí porque fue en hindi pero me putearon y se fueron. Las mujeres se reían.

Primera vez desde que estoy en india que me sale la conurbana de adentro y fue rarísimo porque fue versión inglés. Por suerte el indio se fue y nos quedamos las mujeres y yo para unir a nuestros hijos, verlos jugar, reirnos un rato. Curioso, pero me entendí mejor con las mujeres que hablaban hindi que con el salame con perfecto inglés.

10557262_10152556609634659_7541508306370449801_n

10525927_10152556605074659_2207826464903592717_n

10526095_10152556601539659_4112514995933994987_n10559793_10152556605559659_7325151586556050816_n

IMG_0337

IMG_0338

Anuncios

23 comentarios en “Indio, tocá de acá.

  1. Agostina, muero con tu viaje!!!! me dan ganas de hacerte mil quinientas preguntas!!!!!! Mi oficio periodístico me puede. Qué grosa!!!! adoro tus posteos

    • cuando tengas preguntas me mandas tu celu por mp de fb y te agrego al whatsapp. me encanta hablar sobre lo que vivo y lo que lei durante meses sobre este pais y a mis amigos los tengo hartos

    • si, un poco agresiva estuve, tendria que haberle explicado mejor que ese comentario era una reverenda mierda, pero me salio la conurba sanguinea de adentrro.

  2. Que hermoso bebé, igual que Julia.
    Espero tus post con ansias, no sólo me llevas de viaje también me enseñas sobre una cultura tan distinta y atrapante a la vez. Admiro ti capacidad para sortear obstáculos, yo ya hubiese llorado varias veces.

    • gracias! todavía no lloré, sí a veces me siento vulnerable y rara, pero enseguida comprendo que es normal y se me pasa. hay qe relajarse, no hay otra. gracias por leerme a diario!

  3. Voy a decir algo que puede ser una pavada pero es lo que puedo llegar a comprender a través de tus propios posts….Me parece que el indio dice eso porque así lo criaron y así entiende la vida ¨Ustedes, blancos, son lindos; nosotros indios, feos¨. En definitiva, la cuna te marca y no es la culpa del chancho… Saludos y hermosas fotos.

    • seguro. igual podés despegarte de los mandatos familiares. mi madre es super catolica y me crio rezando y yo rompi con eso y soy atea. arjit, mi amigo indio, tambien rompio con el molde. digo, aunque pienses que mi hija es linda y ese bebe no, tenes que darte cuenta de que es un comentario poco feliz o sos un tarado.

  4. Mi amiga Agus fue transferida seis meses a Mumbai por trabajo y volvió maravillada, debe haber sido el viaje más movilizador de su vida. Me encanta todo lo que contás y las fotos, no sabía que estabas publicando a diario.

  5. Hola Agostina, hoy decidí sumergirme en tu mundo de relatos. Desde mi oficina un poco gris, viajo a través de tus relatos hermosos. Alguna vez viajé, alguna vez me encontré comprándole yogures a niños desnutridos en una estación de micros… y ahora pienso que es evidente que eso uno lo hace para uno… no tanto para el otro, que mañana tendrá hambre nuevamente. Pero a la vez creo que es la única forma de ser humano y no ser máquina… y seguramente son huellitas que van quedando por el planeta. El amor es todo. Te lo dice una economista, desde el microcentro porteño. Un abrazo, Ceci (amiga de Javiera)

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s