Cholula

El tiempo pasa, nos vamos poniendo indios.

No soy el tipo de mujer que ama hacer compras. Me aburre muchísimo recorrer locales de ropa, tener que probármela y nunca sé qué comprar, no hay nada que me guste y no tengo visión para las combinaciones. Esa es la razón por la cual no estoy delirando de emoción con lo barato que es todo acá, con el algodón que parece seda, los colores tan intensos y la variedad. Mi amiga Josefina acá se vuelve loca. Lo mejor de todo es comprar tela y hacerte lo que te de la gana a medida. Nada de comprar algo que te entre, te miden y hacen que te quede perfecto. El modelo que te gusta, el color que te sienta bien. 

Ahora bien, tener que andar tan tapada con temperaturas de 45 grados a la sombra es insoportable. Mínimo los hombros y rodillas cubiertas. Nada de musculosa, nada de vestidito fresco y salir con short o pollera corta es impensado. Menaakshi, una de las maestras de la escuela, usa vestido largo con mangas largas, medias de nylon y se cubre todo con un pañuelo. De locos. Mientras yo me derrito ella está de lo más fresca. 

Hablando de ropa, el viernes Andrés se quedó cuidando a Juli para que yo pueda ir a comer sushi con algunos argentinos que conocimos en la embajada. El restaurant quedaba en el hotel Taj Mahal. No sabía que ponerme. Todos los vestidos que tenía de antes no me sirven acá y no daba ir con mi ropa india. Tanto pensar me fui con un pantalón medio roñoso, la misma camisa amarilla de Zara que ven en todas mis fotos y unas chatitas. Sólo me traje una cartera de Buenos Aires y no combinaba. Bueh, me fui con la mochila. Gracias a Ganesh tuve la delicadeza de maquillarme un poco. 

Salí de casa, paré un auto rickshaw y le dije el nombre del hotel y la dirección. Me dijo que conocía todo. OK. Primera vez en mes y medio que salgo a la noche. Es para encomendarte a la divinidad que más te guste y cerrar los ojos. No se ve nada, las calles no están iluminadas y pocos autos usan luces. Si no se te cruza una bicicleta se te cruza una vaca, veinte niños y un perro. cuarenta minutos después llegamos a un hotel, pero no era el Taj Mahal sino el Taj Palace. El otro quedaba a cinco kilómetros y el conductor no tenía ni la menor idea de dónde era. Paciencia. 

Paramos quince veces (las conté) para preguntarle a todo aquel que veíamos dónde quedaba este hotel. Allá a las cansadas llegamos. 

¿Están familiarizados con el concepto LUJO ASIÁTICO?

Bueno, imagínense un hotel inmenso, techos forrados de oro, arañas imponentes, mil seres humanos disfrazados que se encargaban de que no hicieras nada solo. Ridículo. Y yo casi en ojotas. 

Rico el sushi, pero me quedo comiendo momos con cerveza en un bar más sencillito.

En otro orden de cosas, ya tengo nuevo cyclerickshaw wallah, se llama Sipu y es de Calcuta. No sé más porque no me da mucha bola. Gracias que me acepta una botellita de agua. Debe pensar que quiero lavar culpas haciéndome la amiga. Y no está tan errado, para qué mentir. 

Estoy estudiando hindi y me encanta. Yo soy muy gorda lenguas originarias. Veinte minutos estuve en Bolivia y ya hablaba quechua rompiéndole las bolas a todos los puesteros. Acá igual, sólo que me miran con buena onda, los bolivianos me contestaban en español ignorando mis esfuerzos. Sabios. 

Ya tengo actor de Bollywood favorito. Se llama Aamir Khan y me gusta porque hace trabajo social. Tiene un programa de tv tipo Entre Moria y vos pero con tragedias indias. Un día se dedican a las parejas intercasta y después de un informe de cinco minutos el resto del programa son entrevistas a parejas que se escaparon de sus familias y viven escondidos, madres que lloran porque sus consuegros tiraron del tren a sus hijos y viejos que piensan que hay que seguir la tradición y no romper las reglas. En cada programa Aamir Khan se emociona y llora o abraza a la gente. Lo amo. 

También amamos mucho a Amitabh Bachchan, que usa su popularidad arrolladora para erradicar la polio en india, yendo pueblo tras pueblo a darle él mismo las gotitas a los chicos.  ♥

 

 

 

lujo, mami, OK?

lujo, mami, OK?

 

h0vp9h0vPeque_20100824035412

 

 

vivan los momos

vivan los momos

 

images

 

amitabh

 

Anuncios

13 comentarios en “Cholula

    • en eso consiste el lujo asiatico. los que tienen tienen muchisimo y quieren lujo que para los occidentales es demasiado ostentoso e inutil.

    • hola amiguis, los momos pueden ser de coliflor o cerdo o pollo, hasta pescado. son tipo gyozas pero más grandes. te hago cuando vaya. voy a aprender la masa que hace msmila

    • mmm habrá participado en alguna peli de hollywood?
      los momos son lo mejor que me pasó desde que llegué. pueden ser vegetarianos, o sea con coliflor y zanahoria o tener pollo o cerdo adentro. DELISIA.
      aun no me mandé a hacer nada, este sábado voy a ir a Lajpat nagar, ya tenemos modisto porque chechilia se hizo pantalones y andrés se mandó a hacer traje. todo de calidad buenísima. son buenos tailors.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s