Purana Qila, marabunta y las vacas son para comer.

Ayer fui a Purana Qila, un predio donde hay ruinas del 1500 y podés sacarte muchas selfies. No lo hice porque tengo treinta años y soy pudorosa.

A la vuelta el tipo del auto rickshaw paró en una esquina y me dijo “one minute”, acto seguido se bajó con una bolsita llena de semillas y las tiró en la vereda al lado de unos tachitos con agua. Esta gente acostumbra poner agua y comida para los animales en las esquinas o rotondas. Entre esto y la cantidad de basura es lógico que los animales estén en mejor estado que la gente. Es muy chocante pasar por un basural y ver mujeres y niños revolviendo a la vez que perros y vacas. Me dan ganas de carnear una vaca ahí mismo con mis propias manos. Es que yo las veo ahí tan al pedo y no entiendo nada. Sáquenle provecho a ese animal, por el amor de dios.

El viernes pasado estaba en la escuela (aunque ya bien sabemos que es un rancho) chocha de la vida porque tenía un pizarrón para trabajar. En un momento noto que algo me camina por la pierna, me levanto la pollera un poco y veo cientos de hormigas subiendo y bajando por mi humanidad. Traté de tomármelo con calma, miré a mi alrededor y las hormigas estaban por todo el piso. No había lugar seguro. Los chicos me miraban y les caminaban las hormigas por los brazos y la cara. Ellos como si nada pasara. Me recordaron a los documentales donde los africanitos tienen las moscas en los ojos y ni se inmutan. A todo esto volví a mirarme las piernas y había el triple de hormigas. No aguanté más y empecé a patalear como una demente mientras me ayudaba con las manos sacándome de a decenas las hormigas y pisándolas sin ninguna contemplación. Mientras lo hacía me daba cuenta de la cantidad ridícula de hormigas que ya habían subido hasta mi remera y cuello. Ahí entré en estado de nervios y decía en voz alta barbaridades en español que, por suerte, mis alumnos no entendían. 

Los chicos (de entre cinco y siete años) me miraban con cara de no entender nada pero un par del fondo se pusieron a llorar. Resulta que son adeptos a una rama del hinduismo que no sólo no comen animales, ni siquiera comen verduras ni frutas que salgan de la tierra para no matar a ningún ser vivo en el proceso. 

¿Creen acaso que ver a los niños llorar por las hormigas me detuvo? Pues no, seguí masacrandolas a mansalva hasta que mi sed se vio saciada y ya no quedaba más que unas pocas que huían despavoridas de mi lado.

Luego seguí dando clase como quien ve llover. 

En otro orden de cosas, ¿recuerdan que les conté que al lado del jardín de juli hay un edificio en construcción? Les conté también que los albañiles viven ahí con sus familias y que todos trabajan, ellos, sus mujeres y sus hijos hasta que concluyen la obra y se van a vivir a otra y así sucesivamente. No sólo esos niños viven con lo justo y no van a la escuela sino que imaginen los peligros de vivir en un edificio a medio terminar. 

Ese edificio me recuerda día a día lo injusto que es este país. Hace un mes era apenas un esqueleto, hoy lo miré y está ya con las aberturas puestas. Trabajo esclavo, que le dicen. 

Esta mañana pregunté al mandamás dónde estaban los niños, que hacía mucho que no los veía. Tocó su silbato y en menos de diez segundos los tenía a los cuatro a mis pies. Una de las niñas cargaba a su hermanito de no más de seis meses. El bebé tenía en la mano un sonajero de Julia. Al menos les dieron los juguetes que les mandé. 

No me animé a nada, abrazarlos hubiese sido hipócrita. La blanca culposa que manda a su hija al jardín los abraza para no sentirse una basura. 

Apenas los miré y los saludé con la mano. Ahora les estoy preparando un bolso con golosinas, juguetes y libritos para colorear. 

Me sentí rara porque en mi país el capataz de la obra se hubiese sentido avergonzado o al menos nervioso con mi pedido de ver a los chicos. Hasta el más cruel hubiese notado que no está bien que esos niños carguen ladrillos, que al menos tienen que esconderlo. Acá no, esos niños no valen nada, son mano de obra nada más.

Debo reconocer que uno se acostumbra a esto. No deja de parecerte aberrante pero podés vivir sin pensar en el suicidio. Los primeros días llegaba a casa llorando y muy angustiada. No le encontraba sentido a nada y me parecía un error haber venido.

Ahora estoy contenta y veo todo con otros ojos. Acepto lo que pasa y sé que no puedo cambiarlo. Sí trato de hacer pequeñas cosas como llevarle regalitos a estos chicos, dar clases de inglés en las villas, pagarle bien a los cyclerickshaw wallahs, ser amable y dulce con todos. Me costó un mes. Le mando un besito a mi ex psicóloga Roxana que me dijo que no toleraba bien los cambios drásticos. Roxana te deseo prosperidad y una regia trombosis.

 

IMG_3090[1]

purana qila

IMG_3092[1]

un tantito cargada la puerta, no sé.

IMG_3095[1]

señor, no escuchó que las palomas son ratas voladoras?

Anuncios

13 comentarios en “Purana Qila, marabunta y las vacas son para comer.

  1. Puedo llegar a morir si me pasa los de las hormigas…me importa un cuerno si quedo como loca o huyo o las mato con lo que encuentre!! no se como hiciste para seguir la clase jaja la sensación que te debe quedar..el solo imaginarme me da escozor!!
    Que bueno que te estés adaptando tan rápido, es admirable creo que a la mayoría le llevaría mucho mas de un mes!!
    Ahhh y El fans club de Julia pide mas fotos y anécdotas de ella x la India ja 🙂

  2. Todo me pica, soy alergica y me lleno de ronchas con solo un mosquito y/u hormiga, la idea de miles recorriendo mis piernas hace que se me cierre la glotis! y se me abre de golpe intentando deducir que comen esos niños, no animales, no vegetales?!!!
    Lo que me asombra mucho de todas tus fotos, todo me asombra para que mentir, pero me llama la atención las dentaduras impecables de los nenes con tan mala alimentación.
    Es terrible y hermoso leerte 🙂

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s