La tolerancia o Cómo me anoté en la jornada del curandero Patricio.

Ya cumplimos seis meses en India y esas épocas donde me agarraba la chiripiorca y no salía sin el clona en la cartera quedaron atrás.

Creo que fue en septiembre donde dije “OK, necesito medicación” y arraqué la búsqueda de un psiquiatra indio que me recete algo para pensar menos. Estaba muy bipolar: a las 4 de la tarde llegaba a casa y le gritaba a Andrés “soy feliz, soy muy muy feliz” y a las cinco menos cuarto estaba pensando que seguro me estaba por morir, que el mundo es una mierda y viendo todo absolutamente negro. Así todos los días.

Mi búsqueda de psicólogo en india fue un fracaso pues esta gente no conecta con sus emociones. Les chupa un huevo lo que sienten, ellos trabajan, piensan en cuando casarse, comen y festejan. Nadie piensa “a ver, ¿estoy bien o estoy del orto?” y saben què? los aplaudo. Lejos estamos nosotros los argentinos que absolutamente todo el tiempo estamos cuestionando cada decisión que tomamos o cada emoción que sentimos. Acá eso no tiene lugar porque o te estás cagando de hambre y pasás 24 horas diarias pensando en llegar a la noche con la panza llena o estás podrido en plata y reemplazás el malestar gastando. Aparte la gente labura 24/7 y sin vacaciones, imaginen que no existe “buen fin de semana” en hindi pues el concepto de descanso el fin de semana es relativamente nuevo para ellos.

La cosa es que finalmente fueron pasando los días y todo ese miedo se fue, ya me siento en casa y tranquila. Sólo hay dos cosas que aún no he superado y son menores mas me molestan un poco: La gula y la falta de amigos.

En el bendito país de Lord Ganesh no está de moda ser flaca. El modelo de mujer acá dista mucho del argentino, en las publicidades no ves chicas escuálidas, e incluso cuando alguna tiene que aparecer en ropa interior tienen panza. No existen los productos light y TODO, ABSOLUTAMENTE TODO plato de comida tiene litros de aceite.

Acá se vende manteca de medio kilo para arriba, ¿quién va a querer la de cien gramos si esos cien gramos alcanzan solamente para un sánguche? Sí, leyeron bien, esta manga de seres humanos agarran un pan lactal, le untan cien gramos de manteca a temperatura ambiente y le enchufan el otro pan como si no se tratara de un acto casi criminal.

Si las botellas de litro de aceite Cocinero se vendieran en este país, me la juego que le cortarían el pico dosificador pues con ese pico diminuto no sale el medio litro de aceite necesario para cada brebaje.

Y, obvio, todo es frito. Se te mancha la ropa con comida y al toque notás que esa delicia que estás manducando te deja una aureola de aceite tal que tenés que tirar la remera a la basura.

Encima este país te obliga al sedentarismo. Salís a la calle y hay 40 tipos esperándote para llevarte a donde vayas, no te ocupás de la casa porque tenés mucama, niñera, jardinero y la mar en coche. Salís a correr y en cada esquina te arremeten 40 niñitos mancos a pedirte rupias. Si no hace demasiado calor, el frío viene con todo el smog de la cuidad más contaminada del planeta.

Este estilo de vida de holgazanería y manjares lleva, como todos sabemos, a la gordura flacida. Y esa es la gordura más nefasta, pues incita al cachetazo. El que ve a un gordo flacido y no siente deseos de azotarle, que tire la primera piedra.  Cuando yo estaba en plena época de vigorexia, corría y hacía aparatos y tenía las piernas de gabi sabatini. estaba un tanto MACIZA sí, pero al menos tenía algo de tonicidad. Ahora estoy rolliza y blanda.

En cuanto a la falta de amigos, si bien están las francesas y mi amiga colombiana, no tengo suerte con los nativos.

Recuerdan a mi amigo indio? Bueno, no fui a su cumpleaños y me hizo una escena como si lo hubiese plantado en el altar. Yo no tengo doce años, chicos, no voy a tu cumple, te cae como el culo, OK, resolvemos en 10 minutos pero no me sermonees ni hables de “un amigo es un tesoro que hay que cuidar” pues chau chau.
Y con una chica india NOS ESTAMOS CONOCIENDO y todo iba viento en popa hasta que cuando le confesé mi ateísmo me contó que ella tampoco es religiosa pero sí creía en un curandero llamado Patricio. Acto seguido me invitó a su jornada de curación este domingo donde vas al mediodía, te dan un token y esperás horas hasta que llega tu turno y Patricio, mediante la imposición de manos, te saca el problema que te aqueja.
Si bien para mí dios y el curandero patricio son la misma cosa, enterarme de que mi nueva amiga amorosa y con conciencia social adora a un curandero dañó las fibras de mi corazón.

Pero saben qué? si algo he aprendido en estos meses es a juzgar menos, a TOLERAR lo que no comparto (menos en el caso de mi amigo indio jiji) y a ser menos quejosita.  Así que hoy me subi a un rickshaw que me dejó en un lindo parque donde corrí y casi me olvidé del frío y la contaminación y este domingo voy a ir con mi nueva amiga a la jornada de curación del curandero Patricio. Cuando me toque mi turno le diré que me cure de ser una gorda nefasta.

1234_Get_On_The_Dance_Floor_Full_Song

esta chica ávida del sánguche, en india es una sílfide.

bread_pakora2

bread pakora. sí, es lo que parece: un sánguche frito.

10924753_10152987488139659_3111007489878400674_n

el curandero Patricio en acción

Anuncios

10 comentarios en “La tolerancia o Cómo me anoté en la jornada del curandero Patricio.

  1. Es que en India no vas a encontrar psicologos que te hagan terapia tradicional porque no existe alla, ni tampoco psiquiatras que te den un ansiolitico y te manden a casa.
    Busca algún medico ayurveda ! no es homeopatía quedate tranquila aajaja es una medicina integral, mente cuerpo y espíritu, y es la tradicional de la India, se trabaja a través de masajes (los que yo hago, pero estas lejitos), meditación y plantas entre otras cosas.
    Proba, no tenes nada que perder, te van a decir que medites que es el ejercicio mental, que hagas alguno físico ahí podes putear, que te alimentes según tu dosha, ahi podes putear nuevamente y que tenes que manejar tu ansiedad/bipolaridad/ o lo que sea que te pase con eso y algún preparado de plantas.
    Sirve! te aseguro !
    Decime en que parte exacta estas y te averiguo si queres si hay alguien copado por esa zona.
    besos!!! deja esas porquerías fritas las veo y me revientan el higado jajaja

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s