Volver

Estoy sentada en el sillón blanco inmaculado de la casa de mi suegra, en Roma. En siete horas sale el avión que nos va a llevar a Buenos Aires. Mañana temprano voy a volver a estar en Argentina después de siete meses- y lo que pareció media vida- de ausencia. Y no es para quedarme, entonces sé que tengo exactos veinte días Para jugar con mi sobrino, para abrazar a mis amigas, hacer chistes con mi hermano, cocinarle a mi nonno. Tengo tres semanas para ir a la peluquería a explicar lo que quiero y que lo hagan sin decirme “yes yes” aunque no me hayan entendido nada, comprar todos los vinos que me entren en la valija y regalitos autóctonos para mis amigos indios.

Y lo que más me gusta es que vuelvo deseando hacer todas las cosas que antes eran parte del cotidiano y no valoraba, más bien me parecían hasta pesadas. Ejemplos:

Quiero tomarme un bondi bien tarde a la noche, que recorra la nueve de julio y avenida de Mayo.

Quiero caminar por San Telmo y parar el Pirilo a comerme una pizza con ese pedazo de papel duro anti absorbente que te dan a modo de servilleta.

Quiero caminar un domingo al mediodía por costanera sur, comerme una hamburguesa con un vaso de litro de cerveza.

Sentarme en un barcito típico (nada de Tea Connection ni Starbucks) y que venga el mozo sin carta a ver qué quiero, pedirle un cortado en jarrita con un tostado, que me lo traigan tarde y me cobren como si fuese de oro.

Andar en bicicleta por Palermo.

Y así muchas cosas. Me sorprende no tener ganas de visitar plaza miserere a pesar de que fue tan significativa en mi vida. Pero bueno, no le voy a dar muchas vueltas, debe ser que estoy nostálgica pero no para tanto. Al final, como siempre, Andrés tiene razón: Once es un poquito horrendo.

No sólo voy a estar tres semanas de verano en mi país sino que cuando vuelva Sandy va a esperarme en casa, en bata y pantuflas. Imagínense lo que va a ser vivir aventuras juntas. Cantar Fey por las calles mientras todo el mundo se muere a nuestro alrededor. Nosotros con sarees y bindi. Y gafas de corazón. Será muy bello.

No es una casualidad que Sandy y yo nos encontremos en India. Más bien es que desde que nos vimos por primera vez, un domingo de 2008, nunca pudimos estar mucho tiempo separados.

Nos conocimos por internet, por nuestros blogs. Un día quedamos de encontrarnos en el Alto Palermo y cuando me vio me dijo “pensé que eras una vieja con chal de lana” y así arrancó nuestra amistad. Desde ese día hasta hoy pasaron tantas cosas. Recuerdo la noche de mi cumpleaños número 26 que estaba deprimida y me tomé siete cervezas y Sandy me excusó con la vecina de mi departamento cuando le vomité la alfombrita de entrada.

La vez que fuimos a Paraná y como me hablaba mucho le pedì que abriera la boca, le introduje media chicha sin preguntarle nada y le dije “no la tragues”.

El día de la victoria de Cristina, en 2011, cuando nos subimos a la pirámide y gritamos “el amor vence al odio” revoleando pañuelos.

Su mudanza al sucucho de la calle Catamarca y todas las corridas escapando de chorros con tramontina en nuestro querido Once.

Los mediodías que caía en su casa con una botella de vodka en la cartera.

Encontrarnos por casualidad en una calle de Bolivia después de tres días de viaje en micro y que Sandy me confiese que le habían fisurado el ano.

El escape del bar/disco Calipso, en La Paz, cuando dos tortas se pelearon y empezaron a los tiros.

La chicha en El Alto, viendo a las cholitas luchadoras mientras Sandy bailaba Britney semidesnuda frente a toda la tribuna.

Subirnos a un taxi en la frontera con Ecuador y darnos cuenta de que el chofer nos había llevado a un descampado para robarnos.Sucumbir al robo y después tenernos que fumar al chorro excusándose de que nos había robado porque tenía que alimentar a sus hijos.

Las incontables veces que nos juntamos para grabar videos bailando “limón limonero” de Thalía.

Tantas cosas. Nuestro propio idioma.

Entonces, sé que cuando vuelva a India le mostraré la cuidad como Aladín cuando la sacó a pasear en la alfombra a la princesa Jazmín, entienden? Cantando “un mundo ideal” sólo que en vez de ver cosas maravillosas veremos mancos y leprosos. Le voy a mostrar mi mundo de parásitos estomacales, piojos, hospitales indios y cyclerickshaws. Lo esperaré despierta las noches que salga a encontrarse con viejos con turbante y le ofreceré una tacita de té para que me cuente cómo fue todo.

Entonces, sigo apoltronada en el sillón pensando estas cosas y escribiéndolas. Ahora faltan seis horas. Me olvido de la India por un rato: casi casi que le digo hola a Argentina.

167824_197871303557853_178797_n

acá cuando éramos gordos y pobes.

399590_352564528088529_433547738_n

Acá cuando éramos flacos y pobres.

429421_3328767381242_1504245599_n

acá cuando éramos drogodependientes y pobres.

Anuncios

25 comentarios en “Volver

  1. Volver siempre tiene ese sabor, Agostina. Vas a saborearlo todo, vas a morirte de la nostalgia y de la risa y de los chistes al mismo nivel de ironía (no me digas que eso no te falta!) vas a disfrutar de los olores y del cielo celeste y de tus amigos y de tu familia hasta que tengas que volver (puteando y queriendo prolongar la estadía un poco más) pero sabiendo que tu corazón ahora ya no vive en Buenos Aires. Me pasa siempre. Cada vez que vuelvo a Argentina.

  2. Agos que lindooo… disfruta de estoo.. que es tuyo..que es tu cultura.. de unos buenos mates si es que tomas… y de la birra con pizza con tus amigos.. de las grandes comilonas en familia… esta bueno … siempre es bueno volver al origen para que esas energias nos renueven para volver a empezar!! Pasalo DIOOR! Besos!

  3. Agos!que lindo que siempre tengamos (los que los leemos a ambos)nuevas historias para seguir conociéndolos… Siento que forman parte de mi vida … Los admiro y los sigo… Realmente estoy esperando que se junten en India como se juntan aquellos amigos entrañables que se aman y con los que podemos reírnos y llorar como locos…
    Ojala pueda conocerlos algún día…hice fan a mi amigo y nos juntamos al mediodía y leemos a Sandy al cual conocí por tu intermedio.
    Que tu estadía en Baires sea para conectarte con lo que tanto extrañas y te hace bien..Aunque se que India te sacude pero a la vez te llena de alegría lo que están logrando con esos chiquitos allá.
    .TE Admiro Muchote Reina!

  4. Muy ciertas, ESAS son las cosas que uno extraña de Bs As… hace unos años estuve tmb siete meses afuera (Bolivia y Perú), y quería hacer exactamente esas mismas cosas que ya me habían hartado de acá. Esperar un bondi una noche de verano y viajar por las avenidas viendo todo cerrado era una de las mas fuertes… ir a un kiosco y saber exactamente cuánto me iban a cobrar, y cosas pequeñas asi.
    Si bien uno es #viajeronoturista y los lugares temporales son adoptados como propios, NUNCA hay un lugar como el hogar, aunque sea tan marginal como Isidro Casanova, con los tiros en medio de la noche y los pungas con altas llantas. Era tal la nostalgia que caminaba por Miraflores tarareando “Volver” y “Mi Buenos Aires querido”….

    Descubrí tu blog junto con el de Sandy hace unos cuantos meses, te leo desde entonces, y me dan muchas ganas de viajar a India. Uno ejerce el gataflorismo crónico y ahora extraño Bolivia con sus cholitas monosilábicas, su pobreza y sus menúes del averno.

    Brindo por tu reencuentro con la ciudad de la furia!

    Pd: Ansío leer las aventuras de Cholita Paceña y Belleza Aymará en India (Sandy futura Hijra?)

  5. Que yeguaaaaa mira como nos haces llorar, reir y tenemos una mezcla de emociones terribles, me encanta saber que venis, pensa que hay mucha gente que te extraña y te quiere mucho, renova energias, porque solo un corazon como el tuyo puede cambiar las mañanas de tanta gente y niños que lo necesitan…Argentina te espera, pero India tambien…

  6. Me encantaría ver un video de Sandy y Julia, disfrazados, cantando, hablando en spanglish, o como sea!

    Buen viaje y fuerza para tu abuela y para toda la familia, ojalá que no sea nada.

  7. Que hermosa amistad Agos! Me hace acordar a cosas que vivo como hermana del alma con mi amigo Sergio, faraona el también! Y a traves de las cosas que contas en tu blog podemos ver que ya India forma parte de tu vida como vos de la vida de tantos a los que ayudas allá, aprovecha la visita a tu país que seguramente a la vuelta te esperaran muchas emociones de las buenas y de las que no junto a Sandy!!

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s