Una escuela en Motia Khan

Ayer era un día festivo para los Sikhs así que salimos a pasear con Andrés por Sarojini Nagar, que es un mercado que está siempre un tanto atestado de gente para mi gusto. El tema de las aglomeraciones en este país es normal pero para mi frágil y panicosa cabeza puede ser un problema. Me pasa que en un momento del paseo recuerdo que si dos se pelean, que si alguien grita “bomba” o se produce un incendio, lo más probable es que no la cuente: muero aplastada. Sí, un pensamiento un poco negativo, pero ya les comenté que desde que soy madre+muerte de mi abuela y muerte de mi padre con una semana de diferencia quedé un poquito trastornada. Igual lucho contra el tema claustrofòbico y sigo adelante porque estoy en India, o sea, la aglomeración es la regla y no la excepción.

Volvimos a casa en Auto Rickshaw, el medio de transporte más genial que pueda existir. Cuando me vaya de la India no sé cómo voy a hacer para volver al bondi o al subte a diario. Quiero parar un Auto Rickshaw y  regatear el precio en hindi, subirme y mirar el paisaje sin ventanas molestas. La vista desde el Auto Rickshaw es tan genial que te hace parte de la calle y de lo que está pasando, no vas pasiva en el asiento de atrás y abstraída de todo.

Con la cara al viento como iba, abrí mis mails y vi las novedades de Motia Khan: un maestro y un ayudante van a ir de lunes a sábados para darle clases (en dos turnos) a 50 chicos de 5 a 14 años que nunca asistieron a una escuela. La idea es prepararlos para que el año que viene o el otro -según el progreso de cada uno- puedan entrar a una escuela pública. Nosotras vamos a ayudar, a pintar con ellos y a enseñarles palabras en inglés y demás, pero van a tener un maestro que les enseñe desde higiene a leer y escribir en su idioma, van a agarrar el ritmo diario de ir a la escuela y hasta estamos pensando en hacer uniformes.

Con este proyecto se me olvida la claustrofobia, los ataques de ansiedad, la angustia de estar lejos y de lo cruel que es el mundo. Motia Khan es de los que viven en él pero ahora es un poco de todos. Mío y de mis compañeras francesas y de todos ustedes que me leen y que entran a la wish list para ayudar a enderezar el camino de esos pibes, a cambiarles el destino de parias sin derechos y darles una oportunidad de que levanten la cabeza y puedan sentirse mejor.

Gracias a todos los que me estan haciendo llegar útiles o fondos para Motia Khan. Los útiles serán para la escuela, los fondos para los uniformes, zapatos y las meriendas de los chicos.

10455689_10152805413494659_1199375239104334008_n

vista desde el Auto Rickshaw

Y una de mis canciones favoritas desde 2009 y, obvio, de mi estadía en India. La amo y si no vieron la peli véanla.

Anuncios

Cómo ayudar a los intocables.

Hoy pasé la mañana en Motia Khan, el refugio en el que trabajamos con las francesas. Como ya les conté, nos ocupamos de los treinta a cincuenta niños, bebés y madres que cada mañana se reúnen para recibir vitaminas, calcio, un vaso de leche, avena, frutas. También hacemos asistencia médica primaria, aunque cuando hay casos graves nos ocupamos de llevarlos a un hospital y de que no los echen por ser intocables. Normalmente, si no tienen nada grave igual nos muestran una herida pequeña o un raspón porque lo que necesitan es que alguien repare en ellos, que los tengan en cuenta. Así lo hacemos. Conseguimos ropa para los niños que andan desnudos y estamos juntando zapatos y abrigo para el invierno que se viene, ya que todos andan descalzos.

Ahora queremos ir por más, queremos no sólo hacer esto que venimos haciendo sino poder pasar más tiempo con ellos y enseñarles algunas cosas. Para que tengan una idea, estos chicos en su vida han sostenido un lápiz. O sea que todo será de a poco, pero mañana empezamos con libros para colorear, crayones y el abecedario. También tenemos planes de entregar kits de higiene y enseñarles a usarlos. Todo esto teniendo en cuenta que se viene el invierno y hay que evitar las muertes por el frío. En Delhi el frío en diciembre y enero es un problema ya que hay muchísima gente sin hogar que no tiene ropa de abrigo y no hay refugios que alcancen.

Muchos me preguntan cómo pueden ayudar. Les digo que tienen varias opciones: una es entrando en amazon india y comprando útiles escolares, ropa de abrigo, juguetes o alimentos no perecederos. En un rato hago update de este post con lista de lo que nos hace falta. Los que quieran hacerlo me mandan un mail a labonaerense@gmail.com y les paso mi dirección para que las cosas lleguen a mi casa y yo las pueda llevar. Esto es posible desde cualquier parte del mundo y es más barato y  seguro que el correo convencional.

Los que no tengan tiempo para esto, les digo que nuestra ONG no puede recibir dinero por ahora por la burocracia india y se sostiene únicamente por nosotras y lo que juntamos con la venta de un calendario. Si igual quieren colaborar económicamente pueden hacerlo, también mandándome un mail y yo les paso el CBU de mi cuenta en Argentina, pero en este caso no puedo rendir cuentas exactas de lo que hago con lo que recibo porque cada cosa que compro es en mercados en la calle y no me dan factura, aparte de que sería muy tedioso para mí. Igual es una posibilidad.

Todo lo que recaude irá para el proyecto en Motia Khan, el de Kotla y para los cyclerickshaw pullers a los que ayudo.

Otra manera de ayudar es compartir este post.

Gracias a todos!

10730879_10152797190989659_8113085678239998599_n

Hoy en Motia Khan. La bebita de blanco es la que les conté que estaba raquítica y llena de parásitos hace poco más de un mes.